Historia


RESEÑA HISTÓRICA

Gestación del proyecto: 1945 – 1957

Esta etapa corresponde al desarrollo inicial y a la orientación de la Institución hacia una política de vinculación de la Universidad con su medio geográfico y social.

Las labores empiezan, teniendo como sede el Claustro de Santa Librada, con la intención de dar solución a las demandas del incipiente desarrollo de la comarca vallecaucana.

La Universidad se inicia con la Escuela de Comercio Superior y Administración de Negocios, que ya venía funcionando paralelamente con la Escuela de Comercio y que fue suprimida en 1950; la Escuela de Enfermería que había sido creada en 1920, y la Facultad de Agronomía, cuyo origen se encuentra en la Escuela Superior de Agricultura Tropical; esta última Facultad en 1946 fue incorporada a la Universidad Nacional y trasladada a Palmira. Figuraba también como anexo a la Universidad, el Colegio Femenino de Segunda Enseñanza, posteriormente separado de la Institución.

En 1949 existía la Escuela de Enfermería y las Facultades de Comercio Superior, de Ingeniería Química, creada como Facultad de Química Industrial; de Ingeniería Eléctrica, la cual en 1953 se transformó en Facultad de Ingeniería Electromecánica, y de Arquitectura; dirigía la Universidad su segundo Rector, Dr. Hernán Cruz Riascos.

Luego vino una especie de receso en el desarrollo institucional, la entidad sufrió las consecuencias de los cambios en el gobierno. En 1950 se consideró inminente el cierre, afortunadamente impedido por el esfuerzo y la tenacidad de funcionarios y empleados quienes evitaron que se produjera la medida condenatoria. Al llegar a la Dirección de Educación, el doctor Diego Velasco Hoyos demostró gran interés por la Institución, a cuyo frente se designó un Rector de indeleble memoria: el doctor Carlos Arturo Cabal.

La Facultad de Medicina, fundada en 1950, abre sus puertas en 1951 en el viejo claustro de Santa Librada. Consecuentemente con lo anterior, los estudios de Enfermería, cerrados en 1949, se volvieron a abrir en 1952, hecho éste que propició la disponibilidad de personal que asumiera labores complementarias en el campo de la salud.

La tarea siguiente consistió en interesar a las autoridades departamentales y municipales en la obra universitaria, dedicar tiempo y esfuerzo a la búsqueda de un patrimonio y de una sede para la Universidad, pues constantemente los locales de Escuelas, Facultades y oficinas administrativas se tornaban insuficientes.

En 1954, se inicia la construcción de los Edificios en la Sede de San Fernando, para las Facultades de Medicina, Arquitectura y para la Escuela de Enfermería.

La Ordenanza Nº 10 de 1954, que cambió el nombre de la Institución por el de Universidad del Valle, estableció un Consejo Académico y uno Administrativo, con participación en este último de representantes de diferentes sectores de la comunidad vallecaucana. La definición del Consejo Académico facilitó la participación de decanos y profesores para analizar los distintos problemas académicos, conformándose así la espina dorsal de la Universidad del Valle. De este modo, la Universidad contribuyó a crear canales de participación y de convivencia con los distintos estamentos que la conformaban y que tomaban parte en su desarrollo.

En el campo cultural, y como obra trascendente, se creó el Departamento de Publicaciones que comenzó desde el año de 1955 a preparar trabajos de autores colombianos, bajo el nombre de Biblioteca de la Universidad del Valle; gracias a esta iniciativa del Rector Mario Carvajal la cultura colombiana enriqueció su bibliografía.

Igualmente en 1955 comenzaron los estudios de posgrado, cuando la Universidad abrió la Escuela de Graduados de Medicina, a la cual acudían en principio médicos graduados en otras universidades del país, que deseaban especializarse en alguna rama de la Medicina.

El 4 de noviembre de 1957 el departamento del Valle del Cauca cede a la Universidad las piscinas olímpicas, el Estadio “Pascual Guerrero” y el Gimnasio “Evangelista Mora”, donación ratificada por el Ministerio de Gobierno. Posteriormente, la Nación le adjudica una reserva de 300 Kms2 en el sector de Bahía Málaga, para establecer un centro de Biología Marina y para hacer estudios forestales.

En ese mismo año se iniciaron estudios de Nivel Intermedio, estableciéndose la Escuela de Técnicos de Laboratorio Médico y la de Auxiliares de Ingeniería en Topografía y Vías.

Un aspecto fundamental de esta época es el esfuerzo de la Universidad para incrementar su profesorado y mejorar la calidad y preparación de los docentes; así mismo vale la pena resaltar la labor de los profesores de física, química, matemáticas y biología, los cuales, como germen de la futura Facultad de Ciencias, brindaron su docencia en los aspectos básicos de los programas existentes.

Al terminar esta etapa la Universidad contaba con 5 Facultades: Ingeniería Química, Arquitectura, Ingeniería Electromecánica, Medicina y Ciencias Económicas, así como las escuelas de Topografía, Enfermería y Tecnología de Laboratorio. Hacían parte de la Universidad 556 estudiantes, 174 profesores y 159 personas en el sector administrativo, se contaba con un presupuesto de $5’725.848.oo y un patrimonio aproximado de $20’000.000.oo.

En medio de los cambios políticos en el país durante 1957, las universidades, con el liderazgo de la del Valle, proponen la expedición de un estatuto universitario específico para las universidades del orden departamental.

 
 
Historia