Historia


RESEÑA HISTÓRICA

Consolidación académico – administrativa:
1962 – 1971

En 1962 se crea la Oficina de Planeación Universitaria con el objetivo de diseñar la planeación general de la Universidad, elaborar los planes para construir una nueva sede con el fin de ampliar cobertura, y avanzar hacia la transformación de la Universidad en un sistema universitario regional, con cubrimiento en las ciudades intermedias del departamento como: Palmira, Buga, Tuluá, Buenaventura, Zarzal, Cartago, Sevilla, con un núcleo central en Cali. Se empieza a gestar el sistema de regionalización, proyecto que no se alcanzó a consolidar en esta época; sólo se hicieron los planes respectivos.

Para la construcción de la nueva sede en un terreno cedido por los hermanos Garcés Giraldo de 1’000.000 de m2, se requerían recursos que no se tenían, por ello se decidió solicitar un préstamo al Banco Mundial; aunque el préstamo fue aprobado, su presidente objetó la decisión al considerar que esta sería la primera solicitud de muchas que les llegarían de otras universidades del mundo. Al final el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aprueba un préstamo de preinversión. La Universidad, para perpetuar el flujo de dinero en la construcción, logra la creación por parte de la Nación de una estampilla regional y, gracias al liderazgo del Concejo de Cali, obtiene un porcentaje del incremento predial que se produciría al valorizarse el sector donde se construyera la ciudad universitaria.

También se intensificó la especialización del profesorado (en el año 1963-64 el 69.5% del profesorado, incluyendo todas las categorías docentes, era especializado), mostrando un ciclo de mayor exigencia científica y un incremento en la labor interdisciplinaria.

En el año de 1963 se abre la Escuela de Técnicos de Laboratorio Químico. Así mismo, en 1964 se crea el programa de Administración de Empresas en la Facultad de Ingeniería Electromecánica, el cual en 1965 se traslada a la Facultad de Ciencias Económicas.

Este periodo también se caracteriza por la determinación de políticas que surgieron en las etapas anteriores, expresadas en cambios fundamentales de la organización académico-administrativa. En 1964 se fueron agrupando las Facultades y Escuelas en un sistema de Divisiones, departamentalizadas dentro de un concepto de integración de recursos, lo que se tradujo en un incremento de la actividad académica con un mayor número de programas docentes, investigativos y de servicio a la comunidad. Todas las Facultades se convirtieron en Divisiones, así: Ingeniería, Ciencias Económicas, Arquitectura y Salud.

Teniendo como base el Departamento de Extensión Cultural surge la Facultad de Educación, con el fin de preparar profesores licenciados en Estudios Sociales y Filosofía, Idiomas, Matemáticas y Ciencias; unos meses más tarde esta Facultad se reemplazó por el Instituto de Humanidades y Educación, el cual dio lugar a las Divisiones de Educación y de Humanidades, creadas en 1964. La nueva División de Humanidades comenzó con cinco Unidades Académicas: los departamentos de Filosofía, de Letras, de Historia, de Idiomas y de Música; por su parte, la División de Educación desarrolló licenciaturas en las siguientes áreas: Matemáticas, Física, Biología y Química.

Para 1966, el programa de Magíster en Administración amplió su campo de formación e inició actividades en la modalidad de tiempo completo. La División de Ciencias Económicas, que comprendía Economía Agrícola y Economía Industrial, se dividió en tres departamentos: Economía, Administración y Ciencias Sociales. Este último incluía Ciencias Políticas y Económicas. Economía Agrícola se ubicó en la Universidad Nacional sede Palmira.

En ese mismo año se creó la División de Ciencias que agrupaba a los profesores de Física, Química, Matemáticas y Biología y cuya finalidad inicial era servir de soporte a los Estudios Básicos y formar profesionales en esas mismas áreas.

Para 1968, se sentaron las bases del programa de Ingeniería Agrícola en convenio con la Universidad Nacional. Al final de este periodo fue muy importante la internacionalización de la Universidad a medida que fundaciones extranjeras financiaron varios programas de posgrado.

Con la apertura de los campos docentes, la investigación comenzó simultáneamente en cada División académica.

Avanzada la década 1960 –1970 se establecieron los estudios de posgrado, con programas conducentes a títulos de Magíster en Planeamiento General, en Enfermería Clínica, en Salud Pública, en Fisiología, en Lingüística y Español, y en Administración Educacional.

La Universidad recibió en esa época la condecoración Cruz de Boyacá y su Rector, la Orden de San Carlos.

En esta etapa, la Universidad contaba con 5302 estudiantes; un personal docente de 453 profesores tiempo completo, y 174 de tiempo parcial; el 9% con Doctorado, el 20% con Magíster y un 21% como Especialistas.

Desde 1968, acontecimientos como la guerra de Vietnam, la agitación estudiantil en Europa, la presencia de los Cuerpos de Paz en Latinoamérica y en particular en Colombia, dieron lugar a una serie de protestas, mítines, marchas y tomas, en los cuales miembros de la comunidad universitaria manifestaban su rechazo a la penetración cultural y al convenio con el BID para la construcción de la ciudad universitaria, exigían un cambio en los consejos Superior y Directivo, así como la renuncia del Rector y se oponían a la presencia en la Institución de fundaciones extranjeras y de la FES. Así mismo, se solicitaba al Gobierno Departamental y a la Asamblea trasladar a la Universidad el porcentaje asignado en el presupuesto regional, dado que el mismo no había sido entregado a la Institución.

 
 
Historia